Resultados de la búsqueda

Consejos para la limpieza y desinfección de naves industriales por la COVID-19

Muchas empresas industriales han detenido o reducido al mínimo su actividad industrial en los últimos meses, a causa de la COVID-19. Por suerte, parece que poco a poco podremos retomar la actividad, tomando medidas que garanticen la seguridad del personal de la empresa y de sus clientes y partners.

Todo el mundo tiene claras, a día de hoy, las recomendaciones básicas de prevención e higiene a nivel personal. Pero, cuando entramos en el ámbito profesional, la responsabilidad de mantener un entorno seguro es tanto de la empresa como de los trabajadores. Habrá que ver cuáles son las recomendaciones específicas para el sector de actividad de la empresa industrial, ya que pueden variar en función del tipo de producto que fabrica o procesa, y cómo se pueden adaptar los protocolos de higiene y limpieza que se seguían hasta ahora a la nueva situación.

Así, lo primero será informarse adecuadamente sobre las nuevas medidas, en fuentes oficiales, y estar al día de nuevas actualizaciones, ya que pueden variar a medida que avance la investigación sobre la COVID-19. El Ministerio de Sanidad ha elaborado unas Directrices de buenas prácticas en el sector industrial en las que, entre otras, se recogen las medidas de higiene en el centro de trabajo, como por ejemplo:

  • Medidas y frecuencia de la limpieza y desinfección por zonas.
  • Medidas para el uso de las zonas comunes.
  • Recomendaciones de limpieza de elementos de uso común e individual.
  • Productos de higiene que se deben proporcionar al personal.

La empresa de limpieza, una colaboradora esencial

La mayoría de empresas industriales cuentan con una empresa de limpieza externa, ya que en general es poco eficiente asumir internamente la limpieza de una nave industrial. Sin embargo, es importante que revisemos las condiciones que tenemos acordadas. ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Tenemos que acordar los nuevos procedimientos de limpieza y desinfección, para que sigan las recomendaciones de la OMS. Por ejemplo, sobre la desinfección de las zonas comunes, así como de todas las superficies y mobiliario, y la retirada y eliminación de los residuos industriales.
  • Es recomendable que sea una empresa autorizada para la eliminación de la COVID-19, que utilice desinfectantes viricidas autorizados y que nos pueda expedir un certificado, que para muchas actividades puede ser obligatorio.
  • Nos podemos informar sobre los procedimientos que utilizan para la desinfección, por ejemplo, pulverización, nebulización o luz ultravioleta. Lo más recomendable es combinar diferentes procedimientos, en función del espacio y las superficies a tratar.
  • Podemos hablar con la empresa de limpieza para que nos suministre, si ofrece este servicio, medidas extra de higiene y prevención de cara a los trabajadores, como dispensadores de geles o soluciones de hidroalcohol para las manos, alfombrillas desinfectantes en puntos de entrada o entre secciones…

La comunicación con los trabajadores

Este será otro factor esencial para lidiar con la nueva situación. No solo tenemos que adoptar las medidas de higiene necesarias para la prevención del contagio, sino comunicarlas adecuadamente al personal para que, por una parte, las pueda seguir de forma eficiente y, por la otra, sienta que la empresa está haciendo todo lo posible por velar por su salud. No olvidemos que la COVID-19 ha generado mucho estrés y inquietud entre la gente. ¿Qué podemos hacer para mantener al equipo informado?

  • Establecer una comunicación frecuente por email, tanto de las medidas que les afectan directamente cómo de las que no. Por ejemplo, les podemos informar de las acciones que deben llevar a cabo en el trabajo o del uso de las zonas comunes, pero también de los protocolos de limpieza y desinfección, o de los productos que se utilizan.
  • Colocar carteles informativos generales y específicos. Por ejemplo, un resumen de las precauciones generales que deben cumplir en las zonas comunes o en la entrada, como recordatorio, pero también mensajes específicos en determinadas zonas, como el uso o no de la fuente de agua, del gel hidroalcohólico o de las normas de uso de la cocina.

En resumen, pera que la limpieza y desinfección de la nave industrial sea efectiva, es decir, nos ayude a prevenir la COVID-19, hay que tomar las medidas necesarias, pero también comunicarlas de forma que todo el mundo tenga claro lo que tiene que hacer y colabore en la prevención.

Pere Masachs
Socio director de Masachs Industrial

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Ofrece tu inmueble

Comparar propiedades